Rasgos Extraviados


A partir de su fotografía limpia y
elocuente, Alfonso Bonilla, tergiversa,
distrae, exagera o minimiza las figuras o
el paisaje con la magia de la tecnología
digital, el ingenio y la creatividad de su
trabajo artístico que muestra espectros,
fantasmas en movimiento, rasgos
extraviados queriéndose encontrar en
una o varias fases de su propia
velocidad, como en un episodio de
vértigo, como en un mareo constante,
así tiemblan sus retratos, así oscilan La Penitencia como ondas sonoras; como ecos.

Bonilla regresa al país luego de representar dignamente a nuestra patria como docente, artista y diseñador gráfico en el continente asiático. Regresa a experimentar tridimensionalmente con el pabellón nacional, con esa policromía, las huellas ancestrales y vernáculas de sus raíces reales, superpuestas en nuevas imágenes.

Joaquín Romero Díaz


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes